Mes: febrero 2013

¿Imperiosa Necesidad?

Fechas fatídicas como el 14 de febrero me hacen pensar, casi involuntariamente. Pensar que la disposición está ahí, intacta, pero la presa no cae en la trampa, es desesperante.

La posibilidad de rebajar mis expectativas con una mujer es una idea que no deseo llevar a cabo. Simplemente porque veo parejas que no embonan, son más defectos que virtudes entre sí e insisten en estar juntos. Yo sé que es rarísimo que una pareja se conozca y quede para toda la vida sin chistar: el error es la base del éxito. Sin embargo, insisto, mi esquema de mujer es el siguiente: sencilla, inteligente,  de mente abierta. Y si es hermosa es un plus maravilloso.

El problema es: no encuentro dicha mujer así.

No deseo una mujer berrinchuda. Tampoco una que me esté celando a cada instante. Mucho menos una que restrinja mi vida hacia sólo ella. Deseo a una mujer ardiendo en sus convicciones. Que disfrute lo que hace, y que quiera compartir eso conmigo.

Cuando la encuentre, sabré que es ella y haré lo posible por tenerla junto a mí.

Anuncios

Diccionario Militar

Éstos son algunos términos que he aprendido en estos 41 sábados, 205 horas, 12300 minutos y un chingo de experiencias en sesiones del SMN. Aquí les va:

Chiluda: término grotesco, cagado, divertido y muuuuuy poco usado fuera del medio militar para expresar alguna experiencia, chisme, anécdota, choro mareador, etc. ¡ “Hoy tocan chiludas”!

Personalito: adjetivo para cualquier Unidad, Pelotón ó Compañía de Servicio. Nótese que es diminutivo  por lo tanto burlón. “Este personalito, fiiiirmes, ¡YA!.

“Harry”: nombre adjudicado a cualquier elemento con lentes. Hubo como mil trescientos setenta y cuatro mil Harrys (entre ellos yo, por supuesto). “Hey tú, Harry, alíneate”.

Prángana: se usa contra aquellos individuos que tienen aspecto de un maldito malviviente, rata, lacra. “Has de vivir como prángana”.

Ponerse mamados: acción de castigo por incumplimiento de órdenes. O en su caso, voluntario. Relacionado a un ejercicio en cualquier superficie, sea asfalto quebrado, tierra, pasto…en diversos climas: frío, lluvia ligera-media, calor intenso. “Sigan de huevones y los pongo mamados”.

Botana: referente a comida proporcionada en el comedor. Generalmente sirve para llenar el estómago, no más. Pero ¡ah! que paro más cabrón me hizo. “Chínguense toda la botana elementos”.

Novedad: todo aquello relacionado a noticia, chisme, información confidencial o pública, es una novedad. “Con la novedad de que el próximo sábado están francos”.

Francos (estar francos): se le denomina franco a un elemento que ha cumplido con su deber y puede irse a casa. o de parranda. Da lo mismo.

Puterías: usar mochilas pequeñas, de colores como el rosa y con dibujitos infantiles (sí, mochilas que dan los puntos de los pañales), depilarse las cejas, usar gorras con brillitos o traer mohicana, y lo peor, teñírsela de color rubio, son dignos del término “puterías”. ¿A qué tipo de individuos me estoy refiriendo?

¡Zooooooooooooooooooooorrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrraaaaaaaaa!: término muy recurrente, pues se exclama en momentos de torpeza y error en el momento de ejecutar movimientos. “Ni saben alinearse, zorras”.

Incolora

Ámame lentamente, sin que te resbales. Mírame fijamente, procura no quemarme. Toma mis manos sin pedir permiso. Desliza tu pensamiento por el borde de lo irracional, enloquece un poco. Suelta tu pelo y hazme fuerte. Suelta una granada de amor y que me explote enfrente, que reviente mi cuerpo que estaría incompleto sin el tuyo. Muerde tus labios despacio y caeré sin ofrecer resistencia. Relaja tus manos dudosas y proyéctalas a mis brazos. Suelta una lágrima inútil para que yo la seque con cariño, jamás volverás a llorar por alguien, al menos por mí, jamás. Dime que buscas en alguien y te aseguro cumplo con casi todos los requisitos. Rasca la inseguridad de no saber si lo que tienes ahora es en serio: y contémplame como tu fiel seguidor. Te soy adicto, pero con eso no lleno el fondo de soledad, ése de años y años.

Serías (o eres, no lo sé) mi insomnio con nombre y apellido. Mis incontables horas de desvelo, el fruto de mis poemas y a la inversa, el código encriptado al mar impasible, viento náufrago que ocupa mis caminatas solitarias, el paso redoblado a la decisión por amarte, tu di que sí y lo demás sale por arte de magia. No tengo dueña de mis letras, siguen huérfanas y por eso se sueltan y se ordenan en palabras dolorosas, tristes, medio amargas, buscando un orden para que lo leas y pienses “esto fue escrito para mí”, pero sé que eso no lo haces, mientras yo esperaré oculto, esperaré el segundo adecuado para avecinarme y declararte la verdad, oh dulce suicidio estúpido y visceral, arma de dos filos, asquerosa arma que a muchos los mata o los deja tendidos durante semanas, meses o inclusive años, sólo los cobardes no salen de ahí, pero a todos nos da miedo el mismo abismo que significa el rechazo, el buscar que el tiempo cometa el crimen que jamás va a ceder, y así me pasan los años, ya van malditos años y sigo sin encontrar esa luz, esa persona que sea tan valiosa como para capturar la oportunidad y arriesgarme que el trueno se me venga encima, y así pasa, y sigue pasando, y espero, espero….