Nunca te mueras, Sir Paul.

Aprovecho este espacio, para hacer un primer post: acerca lo que pasó ayer, 10 de mayo, del 2012,en el Zócalo,  sí: Día de las Madres, o mamacitas, como lo dijo nada más y nada menos que Sir Paul McCartney.

Supe de este concierto desde el 19 de abril. Tardé como una micronésima de segundo decir: VOY. No dudé. Y no es para más: crecí con The Beatles, es parte de esas cosas que los padres te legan.

Dispuse a irme de mi casa como a la una de la tarde. Llegué a la Magna Plaza a las tres, tras irme colgado de un trolebús en Eje Central y venirme durmiendo el el Metrobús. Pasé el primer cerco de seguridad, en 20 de noviembre, y pues un escalofrío de emoción me sacudió súbitamente. Cosas de fans de toda y sí, una corta vida.

Lo primero que hice fue ubicarme más al centro del escenario. La lógica y leves conocimientos de física me sugirieron eso. Me quedé atrás de una morra medio buena, bonita, con sombrero de bombín. Lástima que venía con sus señores padres. Me hubiera conseguido una conocida en un concierto.

Pasan dos horas y un chipi chipi evolucionó en un aguacerillo de esos que amenazan con ser un maldito diluvio. Pero creo que los dioses sabían que uno de los suyos harían un concierto para la historia. Hambre, sueño, algo de aburrición, se fueron en chinga, y eso que fueron seis horas.

Dan las 8:30, y salió un DJ de esos güerillos que traen tornamesas chingonas, a hacer una pila de mixes variados, en base a Beatles. Hubo gente que se veía agradecida por algo en que entretenerse, pues antes de él, hubo gente que se subía a las rampas de los camarógrafos de coca cola tv, y pues reducían la vista al escenario: fueron fusilados en base a botellazos con agua, bolsas con líquidos desconocidos, y muchísimos recordatorios del 10 de mayo. Se quitaron. Bravo, poder ciudadano al día. Eso y una riña de algún malagradecido, que fue extraído del tumulto por un “poli”, entre vítores de los asistentes. Y no crean que se me olvida: algún idiota, mercenario, sacó una manta de Peña Nieto: pobre tarado, lo acribillaron todos. Bien. Aplausos, un insulto para tu asquerosa moralidad, hijo de la chingada.

Y pues pasó una hora y media, mas o menos. Y salió Sir Paul. Escalofríos corrieron por mi espalda: un sueño guajiro se me estaba cumpliendo: ver a un ex-Batle en acción. Dios, soy muy, muy afortunado.

No pude evitar reflexionar después del concierto. Yo no me puedo imaginar el poder, la fortaleza de una persona, sí, una persona, no la banda como tal de Macca, sino Macca como tal, de congregar a más de 100 mil personas en un lugar. Impresionante. Qué fuerza para convocar, bajo el manto del rock, de baladas de toda la vida, a miles en todo el mundo. Y aquí mi interrogante central: ¿Hay alguien en estos momentos para suplir al Rey del rock?

Arctic Monkeys, Kings of Leon, The Strokes, Keane, Radiohead, U2, Coldplay…¿podrán hacer algo similar en el futuro? No sé que piensen, pero la verdad es que yo hubiese pensado que Oasis, de no haberse desintegrado, pudo haberse adjudicado ese trono como banda reina, tras los Beatles. Pocas bandas como la lidereada por los hermanos Gallagher tuvieron un poder de convocatoria tan fuerte. ¿Que será del rock en el futuro? ¿Habrá algún músico de 70-80 años tocando rock como si estuviera en sus años mozos? Se seguirán escuchando Yellow, Wonderwall, Sex on Fire, Creep,  Somewhere Only we Now, Last Night, dentro de cincuenta años, en conciertos, en los aparatos de audio caseros? Se transmitirán de generación tras generación hasta ser parte de la historia?

Yo prefiero que estas y muchas otras rolas perduren, y por supuesto, seguiré escuchando a Beatles hasta que la Calaca me jale. Que se mantenga el rock, que no se transmita mucha de la “música” basura que se hace hoy, pues ésta carece de argumentos estéticos, sonoros, artísticos. ¿Qué vamos hacer sin tí, Macca? Nunca te mueras: sería terrible, un día negro, de luto mundial. Pero vivirás siempre, en nuestros corazones rockeros, en coros, voces, en conciertos como el de ayer. Gracias, por ser, por trabajar, por entregarte a México.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s